Andábamos buscando una herramienta que hiciera fácil la creación de APIs Rest basadas en una base de datos, que no requiera de especial destreza técnica o al menos, no pasar por el departamento informático de la empresa.

El proceso de crear una API a partir de una fuente de datos puede ser muy engorroso, o al menos muy pesado. En algunos casos esto está justificado, por la complejidad de los datos o por las necesidades de los clientes. Sin embargo existen situaciones en las que nos sirven soluciones más simples, ya sea porque las estructuras de datos lo son o porque queremos abrir una ventana de unos datos para quien pueda necesitarlos y ver la demanda que hay. Si son muy interesantes y apreciados por los usuarios podremos pensar después en soluciones más a medida.

Hemos encontrado dos herramientas que permiten realizar una API Rest de modo muy simple. Además si profundizamos en su manejo podemos llegar a representar la complejidad que necesitemos. Una vez que alcancemos el éxito total, ya podremos centrarnos en afinarla y analizar rendimientos, pero mientras tanto nuestra API estará disponible para quien quiera utilizarla.

Solución 1: RESTXpress

REST XpressExadel

La primera de las soluciones es un gran descubrimiento: RESTXpress. Desarrollada por Exadel, una empresa muy potente tecnológicamente, que también ha desarrollado APPery.io, con grandes herramientas a las que a veces es difícil llegar. Estuve en sus oficinas de Walnut Creek y descubrí RESTXpress un mes después, en un webinar de APPery.

RESTXpress es formidable para usuarios sin conocimientos de programación, o que no quieran programar. Es un entorno visual que se ejecuta sobre Tomcat u otros servidores de aplicaciones [en la instalación admiten Tomcat, JBoss y “otros”], y que una vez instalado y configurado (para lo que necesitaremos casi seguro ayuda de algún técnico), es extraordinariamente sencillo de manejar y permite bastantes posibilidades de configuración, como tipos de datos, valores por defecto, limitaciones y filtros en los datos de entrada, configuración de los datos de salida, aspectos de seguridad, etc. Ya os digo, una vez instalado, cualquier persona que entienda mínimamente de SQL, puede estar creando APIs dedicando entre 5-10 minutos a cada una.

Solución 2: Jaggery

jaglogo

WSO2

La otra solución está desarrollada por nuestros amigos de WSO2, y es extraordinariamente simple. Se trata de emplear su Jaggery, un framework javascript que permite escribir webapps y servicios web. En su web tendréis más detalles. La idea es que una vez instalado Jaggery con cuatro líneas de código, de las que normalmente sólo hay que cambiar la que contiene la instrucción select y los datos de acceso a la base de datos, tenéis vuestra API respondiendo JSON. A partir de ahí es cosa vuestra los filtros y modificaciones en la estructura de salida que queráis. El límite lo fija el Javascript que conozcáis.

Tanto RESTXpress como Jaggery son soluciones con licencia de uso libre y gratuita.

Estamos escribiendo algunos artículos más sobre el uso de las mismas, pero ya veis que tienen dos perfiles perfectamente definidos, si me gusta Javascript y estar al mando en todo momento de lo que quiero, con el precio de tener que desarrollarlo, lo mejor es optar por Jaggery, pero si no queréis complicaros la vida y os encantan los entornos visuales, además de pensar que javascript es algún tipo de marca de café, animaos a usar RESTXpress, eso sí, buscad ayuda para la instalación y configuración inicial. Y por supuesto si no sois radicales, podéis usar ambas, en función de la necesidad del momento.

La salida de ambas herramientas será una API REST que permitirá que otros usuarios puedan utilizar los datos que les ofrezcáis. Podréis fijar algunas condiciones de seguridad de las mismas, pero sería muy aconsejable que, si queréis abrirlas para uso generalizado, las subáis a alguna plataforma existente, como APicultur, o creéis vuestra propia plataforma de distribución.

Seguiremos informando.

Tagged with →  
Share →